11 de septiembre de 2011

ASCENSO AL MOUNT WHITNEY (en el día)



Foto sacada por un profesional de la National Geographic. La cima del Whitney a la derecha.

                                  Mount Whitney : 14505 ft (4421m) según Wikipedia.


Es la montaña más alta de Estados Unidos (exceptuando a Alaska)

Está situada en la Sierra Nevada a unas 250 millas al norte de Los Angeles.
Se puede acceder a la cima por distintas rutas, siendo la más común el Main Trail ya que no requiere ningún tipo de técnicas de escalada y se puede hacer caminando normalmente.
De acuerdo a las estadísticas 1 de cada 3 personas no logra hacer cumbre debido a la falta de preparación física, a los problemas causados por la altitud o debido a las condiciones climáticas.
El punto de salida es Whitney Portal a 8600 ft donde está el camping. Luego de 11 millas y 6000 ft de elevación uno está en la cumbre, pero eso es solo la mitad del camino (falta el regreso).
Normalmente es una caminata que se hace en 2 o 3 días, pero algunos lo intentan en el día.
Para esto se recomienda salir muy temprano, entre las 2 y la 4 de la mañana para poder regresar a eso de las 8 de la noche al Portal.
Entre 16 y 18 hs es el tiempo promedio empleado en esta caminata.
Se requiere un permiso emitido por el Parque Nacional para caminar por Whitney y se consigue a través de un sorteo que se hace a principios de cada año.

Mi viaje

La idea venía estando en mi cabeza como un objetivo a cumplir en un futuro no muy lejano. Una especie de desafío, de saber si podría, de tener que prepararme y entrenar en las montañas de la zona para finalmente un día pararme en la base del Whitney y decirle... allá voy.
Todo comienza con el tema de conseguir el permiso. Hay que llenar un formulario y mandarlo por correo a finales de enero. Uno recién se entera en abril si salió sorteado o no. Mientras tanto hay que entrenar porque si no después no hay suficiente tiempo.
Son muchas las personas que quieren ir y el sorteo es la única forma de limitar los cupos.

A principios de abril me entero que salí sorteado y mi día de ascenso sería el 27 de julio del 2011.

Intenté reservar un lugar en el camping, pero no tuve suerte. Casi 4 meses antes y ya estaba todo tomado. Igualmente, algunos lugares no se reservan y son ocupados cuando uno llega, así que ese sería el plan.

Preparé todo en casa. Mochila, zapatos, bastones, bolsa de agua, comida, ropa, carpa, etc. Cargué todo en la camioneta y salí para Lone Pine que es el pueblito que está situado en la base de la montaña. Era 25 de julio...Tenía que pasar por el Visitor Center a hacer efectivo el permiso y confirmar que lo usaría 24 o 48 horas antes de la caminata, de lo contrario se cancela y le dan el lugar a otro, así que como quedaba de paso fue lo primero que hice.
Cerca del mediodía ya tenía todo en regla. Me faltaba conseguir camping cerca del portal. Lo bueno de acampar ahí es que uno se va aclimatando a la altura, ya que ese lugar está a más de 8000 ft.
Hay otros lugares más bajos donde seguro hay lugar, pero no era lo que quería.
Cuando llegué, encontré un lugar vacío y lo reservé por 3 noches. Después me daría cuenta que en ese momento solamente quedaba uno más disponible que se ocupó en menos de una hora. Tuve suerte!

Visitor Center
Ventana panorámica
Mt Whitney (al fondo a la derecha)
En ruta hacia el camping
 Una vez instalado en el camping armé la carpa en un par de minutos. Al final la usé solo para dejarla armada y hacer ver que el lugar estaba ocupado, porque decidí dormir en la camioneta.
Había sacado los asientos de atrás, así que tenia lugar más que suficiente. A la noche lo cubría con una lona para tener oscuridad y si bien no era muy estético, fue funcional.
El lugar del campamento ya de por sí es muy lindo. Muchos pinos y un río que lo cruza por la mitad.
Esta es tierra de osos y te lo hacen saber por todos lados mediante carteles y avisos verbales. No se puede dejar absolutamente nada que sea o parezca comida en el auto o en las carpas. A partir de este año ni siquiera una botella con agua. Hay que guardar todo dentro de unas cajas especiales a prueba de osos que hay en cada camping y en las cabeceras de los trails. Cuando digo todo, además de la comida se incluye el dentífrico, jabón, desodorante y cualquier otra cosa que tenga olor y pueda atraer a los osos.
Guardé todo en mi caja metálica y me fui para el portal (media milla) a la cabecera del trail a reconocer el lugar.


Caja a prueba de osos


Car camping versión nocturna

Vista del camping


Mi hogar por 3 días

























Una vez allí, pensé que sería una buena idea hacer una caminata de aclimatación. Subiendo por el trail del Whitney se puede llegar hasta Lone Pine Lake que es un laguito que está 10000 ft de altura y es el que genera la cascada que está junto al portal. Volví al camping, cargué la mochila con lo básico y empecé a caminar. El plan era conocer el camino debido a que el día del ascenso toda esa sección la tendría que hacer de noche. Aproximadamente tardaría 1 hora y media en llegar, más lo que me quedara en el lago y lo que me tomara volver. Eran las 3 y media de la tarde, la temperatura andaría en los 25 grados C y yo me sentía un poco cansado por el viaje, pero sabía que sería bueno pasar un rato a más altura de la que estaba. El camino del camping al Portal se hace al lado del río. Me llevó alrededor de 15 minutos hacerlo. Saqué algunas fotos y filmé un poco la cascada que está cerca del estacionamiento. El Portal es realmente un "almacén de ramos generales" muy chiquito. Ahí tienen lo básico en cuanto a cosas de campamento y caminata y además venden hamburguesas y algún que otro sandwich. Justo enfrente hay un laguito muy chico que la gente (especialmente los nenes) usan para pescar. También tienen duchas que son pagas y están a disposición de los acampantes y funcionan hasta la hora de cierre que en verano es alrededor de las 8 de la noche.
Siempre hay algo de gente por la zona y es común esperar en la cabecera del trail a los que bajan de la montaña para preguntarles detalles del sendero, como por ejemplo si hay nieve en el camino, si se necesitan crampones o cosas por el estilo.


Cascada en el Portal


Aviso de actividad de osos
Balanza para pesar mochilas
Cabecera del trail
Punto de partida
Ganando altura
Primer cruce de arroyo
















Pesé mi mochila para tener una idea de cuanto peso iba a tener que cargar al día siguiente. No llevaba casi nada, pero estaba la bolsa de agua cargada con los 3 litros. El agua es lo que más pesa en una mochila y en ese momento la balanza acusó 13 libras (casi 6 Kg, pero 3 eran de agua).
El sendero es simple para caminar, pero gana bastante altura. Mayormente la zona es arbolada y como a los 20 minutos se llega a un lugar que tiene de nombre North Fork Lone Pine Creek. Es un cruce de un arroyo bastante ancho que se realiza caminando por unas piedras. Es fácil de cruzar pero era bueno conocerlo para cuando me tocara hacerlo de noche. Más adelante hay otra sección donde en lugar de piedras se cruza caminando sobre troncos. Estos son típicos puntos de referencia y aparte de hacerle saber a uno que está en el camino correcto sirven para medir la velocidad de la caminata porque están marcados en el mapa que llevaba.

Video del NORTH FORK

Cruzando por las piedras
Cartel del parque nacional
Información en el sendero
Vista encañonada
Gallina o ganso salvaje
Cruce vía troncos





















 
Video del cruce con troncos

Un poco antes de la hora y media de caminata llego a Lone Pine Lake. Para ver el laguito hay que salirse del sendero unos 100 m y esto hace que mucha gente no lo vea ya sea porque están enfocados en el ascenso o porque vienen cansados bajando y quieren llegar. La cuestión es que yo estaba de "paseo" y no tuve ningún problema en desviarme un poco y conocer el lago que todo lo que tiene de chico lo tiene de lindo. Me quedé un buen rato ahí, solo. No había absolutamente nadie y las únicas dos personas que llegaron mientras estuve ahí fue por error. Equivocaron el camino porque me preguntaron por donde seguía el sendero que iba al portal.
Aproveché para sacar unas fotos y filmar un poco, comer unas barras de cereal y disfrutar del lugar que ustedes pueden ver en las próximas fotos y videos.(click para agrandarlas)

Llegando a Lone Pine Lake
Lone Pine Lake
Roca reflejo
Árboles reflejados
Soledad


Gente bajando cerca de Lone Pine Lake


Un vistazo al lago


Lago y relato "en vivo"



Permiso requerido en este punto

La bajada la hice tranquilo, sin apuro. En un momento me sonó el celular que tenía en el bolsillo avisándome que tenía un mensaje. Me llamó mucho la atención porque ni en el camping ni cerca del portal había señal y ahí arriba, en el medio de la nada, andaba el teléfono. Aproveché para llamar a casa y quedamos con Dani en usar esa técnica. Como no iba a poder reconocer ese lugar con señal, la idea era que ella dejara un mensaje y al pasar por ahí al día siguiente el teléfono mismo se encargaría de avisarme. Desde ya adelanto que el truco funcionó de maravillas y no tuve que bajar al pueblo para comunicar que todo estaba bien.
Llegué al camping poco antes de que oscurezca, preparé algo para comer y cuando estaba terminando escucho a la gente haciendo ruido con las cacerolas para espantar a un oso que andaba merodeando por el campamento en busca de comida. No era muy grande, se fue enseguida y después no lo vi más, no sé si porque era noche cerrada o debido a que realmente se había alejado.
A eso de las 10 pm, solo y sin mucho por hacer, me metí en la camioneta a ver una película (llevé la laptop) y a dormir.

SEGUNDO DÍA

La idea era despertarme cuando no tuviera más sueño, independientemente de la hora que fuera. Al final tipo 8 am estaba arriba desayunando algo. Tenía pensado aprovechar la mañana para ir a conocer otro camping que había visto en los blogs y que está a una altura de 10.000 ft. Se llega en auto y quería quedarme un buen rato ahí para seguir con la aclimatación mientras recorría el lugar.
Después, ya pasado el mediodía el plan era bajar al pueblo a comprar unas cosas de comida que me hacían falta y luego  volver al camping, hacer una caminata corta y dejar las últimas horas de la tarde para preparar la mochila para el ascenso del día siguiente. Sabía por experiencia que iba a necesitar más de dos horas para eso, pero no tenía ningún apuro.
Salí cerca de las 10 am rumbo a  Cottonwood campground y empecé a trepar con la camioneta.

Voy detrás de esa montaña...
en busca de éste lugar.

Si bien se ve que el parking está bastante lleno de autos, realmente en la zona no había casi nadie. Lo que pasa es que la mayoría dejan los coches ahí y se van por 3, 4 o 5 días a internarse en las montañas.
Al camping se accede caminando y realmente no se usa para quedarse ahí, sino para pasar la noche antes de internarse "campo adentro" al día siguiente.
Recorrí un rato los alrededores y vi a dos muchachos con brutas mochilas en la espalda que estaban listos para salir, consultando un mapa y hablando entre ellos. En eso veo que se van y se pierden entre los árboles. Me quedo un momento leyendo los carteles informativos, mirando los mapas y me llamó la atención unos carteles que tenían pegado algunos autos en los vidrios de atrás. Parece ser que desde este año, no se puede dejar ni una botella con agua adentro de los autos porque los osos la relacionan con comida y te pueden destrozar el auto por querer agarrarla. Entonces se ve que pasa el Ranger y mira auto por auto y pega esos carteles de aviso como se ve en una de las fotos. En eso decido caminar un poco hacia adentro y veo a los pibes que habían salido unos minutos antes. Me llamó la atención que estuvieran ahí todavía. En eso uno me llama y me cuenta que el amigo perdió un Iphone y la tarjeta de crédito que tenía en la funda del teléfono, que pensaban salir y hacer un par de noches en la montaña, pero que ahora necesitaban volver al pueblo a ver si recuperaban lo perdido. El tema que los había dejado un autobús y no tenían forma de volver. Yo era el único que andaba por ahí, así que los llevé al pueblo. Uno venía de Delaware y el otro de Australia. Iban a pasar unos días en la montaña y subir a Whitney también. No sé como hicieron, pero encontraron el teléfono y la tarjeta, me invitaron a comer y después los subí hasta el Portal. Tuvieron que cambiar los planes pero pudieron seguir adelante. No supe mas de ellos...

Rumbo al camping.
Cabecera de trail.












Cartel informativo
Peligro! Osos en busca de comida.





Yo continué con mi plan. Se había alterado un poco, pero no fue ningún problema. Regresé a mi camping y salí a caminar un rato por el trail que lleva a Meysan Lakes. Hasta esos lagos son unas cuantas horas de recorrido, pero yo solo quería conocer un poco el lugar. Se sale de la carpa propiamente dicha, se atraviesa el camping, después se camina por una zona donde hay unas cabañas que se usan en verano (en otra época están tapadas de nieve y no hay acceso) y recién ahí se llega a la cabecera del trail. No es un camino muy frecuentado porque no tiene conexiones, hay que ir y volver, pero algunos lo usan como preparación para el Whitney.
Yo anduve una hora, descansé un rato y me volví.

A continuación algunas fotos del Meysan Lakes Trail

Camino pedregoso
Montaña de enfrente


Mirando hacia adelante
Pico entre árboles


Ruta de acceso al camping
3D ?
Una vez de regreso en el camping, me dediqué a preparar la mochila. Pensaba salir a las 4 de la mañana, así que quería tenerla lista al despertar. Parece una tarea sencilla, pero no lo es. Cuánto abrigo llevo? Esto pesa mucho, mejor no. Y si lo necesito? Esto abajo, esto a mano, no me puedo olvidar de aquello... Pasaron casi 3 hs. Bueno, igual no tenía nada más que hacer. Una vez terminado todo, la metí en la caja para osos junto a todo lo demás. Ahora a preparar unos fideos con salsa para la cena y a acomodar la camioneta para descansar un poco mas tarde. Ya oscurecía y necesitaba la linterna, eran casi las 9 de la noche y otra vez apareció el oso por el camping. Por el tamaño, parecía el mismo del día anterior. Se ve que es la hora de su recorrida y anda merodeando a ver que encuentra. La gente lo espanta haciendo ruido.
A eso de las 9:50 pm ya estaba "guardado". Miré una película hasta pasadas las 11 pm y decidí dormir. NO PUDE. Entre la altitud que quita el sueño, un poco de susto por los osos, la ansiedad por la caminata que venía a las 12:30 am estaba despierto. Intento seguir durmiendo... 12:55... cierro los ojos... 1:15, 1:35, 1:50 imposible. El celular tenía la alarma puesta a las 3:00 am y decidí apagarla, levantarme e irme para el portal. 2:15 en medio de la oscuridad y el silencio del camping, agarré mochila, bastones y me fui.
No se nota, pero hay fideos para 1 en esa olla.


DÍA DEL ASCENSO

Claro, en menos de 5 minutos estaba en el estacionamiento del Portal. No sabía si iba a encontrar gente o no. Por la información que tenía, muchos salen entre las 3 y las 4 am, pero "cuántos" son muchos? No había nadie. Algunos autos estacionados, muchos pinos, sin luna, estacioné, apagué las luces de la camioneta y OSCURIDAD TOTAL. No se veía absolutamente nada. La cabecera del trail estaba a unos metros atrás. A mi derecha los baños. Prendí las luces de posición como para iluminar un poco y decidí esperar a que llegara alguien.
Para decir la verdad, mi experiencias en caminatas nocturnas era casi nula, solo una horita en el Grand Canyon cuando volvía con Dani, pero con luna y en un sendero abierto a la vista. Acá era meterse en el bosque cerrado y la verdad... se me frunció un poco.
Bajé del auto, me puse la linterna en la cabeza, la prendí, cerré la puerta y encaré para el baño que estaba a unos metros. Al doblar atrás del auto... UN OSO! La linterna le iluminó los ojos, lo vi mas grande que el del camping, me pegué un susto mundial porque estaba a unos 5 metros de mí. Se me puso la piel de gallina, transpiré en frío, aplaudí, le hice BUUUHHH y el oso se perdió entre los autos. Me olvidé del baño, me metí otra vez en la camioneta y me quedé ahí.
No, no salgo ni en pe.. loco. Eran 2:40 am más o menos. Pasaron unos minutos, junté valor, pensaba que todos los días la gente camina de noche sin problemas por ahí. Era solo un oso, trabajando de oso. Solamente andaba por ahí... yo seguía en al auto... puertas cerradas.
Luz, un auto se acerca. Son caminantes. Seguro! Quién mas estaría ahí a esas horas. Me digo: sean quien sean, salgo con ellos.
Bajo del auto, agarro la mochila, y en eso momento me pasan dos personas (linterna en la cabeza) caminando rapidito. Good morning, dicen... repito. Pasaron. Los veo irse, yo todavía preparándome, se van. No los alcanzo. Los perdí. Al auto de nuevo.
Yo quería pesar mi mochila en la balanza, sacar la foto del comienzo de la caminata y salir. Unos minutos mas tarde otra luz. Ahora sí. Salgo del auto y me voy a la cabecera. Saco las fotos. Desde ahí veo que una persona viene caminando. Bah, imagino una persona. Con una linterna en la cabeza lo único que se ve es una luz que se mueve. Viene hacia mí.

16 libras con 2.5L de agua incluidos
Listo para salir










Agranden... Así se veía.








Mientras me acomodaba la mochila, me pasa un Sr. alto, mayor que yo y que de ahora en más será "el viejo". Saluda, saludo, camina y se para un par de metros adelante mío. Yo hago tiempo y lo espero. Prende su linterna frontal, muy potente (en la cabeza también, nadie usa ya las clásicas) y empieza a caminar. Cuento hasta 30 y salgo yo. Empiezo a subir, se veía bien el camino con la luz de mi linterna y allá adelante iba la luz del viejo. Pienso en los osos, hago ruidos mientras camino (es lo que se aconseja) y empiezo a ganar altura, a entrar en ritmo, a disfrutar la experiencia, a escuchar grillos y otros bichos y sigo viendo la lucecita del viejo a lo lejos. Estoy solo, pero me siento acompañado, vaya uno a saber por que. Es el camino que había hecho hace 2 días, solo que ahora está oscuro, pero reconozco algunos lugares como por ejemplo el primer cruce de agua, el de las piedras. Osos? Qué osos? Ya me olvidé de eso, estoy en otra. El viejo camina rápido, estoy en los switchbacks (camino en zig zag ascendente) A veces lo veo a lo lejos, a veces se pierde entre los árboles. Lo alcanzaré o se me escapará?.
Miro el reloj, llevo 42 minutos caminando y acabo de pasar a 2 tipos. Son los que salieron antes que yo, esos que se me escaparon en el parking. Son un muchacho joven y un tipo de mi edad. Los dejo atrás, arriba veo la luz del viejo. Sigo caminando y 6 minutos después hay sorpresas. Ahora acabo de pasar a una mujer que estaba sola. No sabía que andaba por acá, a lo mejor salió más temprano, quien sabe. El camino trepa, llevo buen ritmo, está fresco, con una remera de manga larga estoy bien. Un poco sudado por el esfuerzo, una luz adelante, miro el reloj otra vez, van 1:06 hs y acabo de pasar al viejo. Ahora voy "primero". Bueno, abro camino y sigo para adelante. El viejo viene atrás, muy cerca.

Primera filmación nocturna




Cruce del río por los troncos



Amaneciendo
Primeras luces 5:05 am








Cuando miro hacia atrás, veo que comienza a amanecer, apenas una claridad. Hacia adelante y entre los pinos es noche cerrada. Sigo a buen ritmo pero necesito hacer una parada técnica y a sacarme una piedrita que tenía en el zapato. Paro menos de dos minutos y me pasa el viejo. Más adelante lo vuelvo a alcanzar mientras cargaba agua en una cascadita. Converso con él. Me cuenta que no es la primera vez que anda por acá, que viene seguido. Había estado el año pasado también y pensaba llegar a la cumbre en alrededor de 7 hs. Con el paso al que iba, yo calculaba entre 7 y 8 hs. El viejo sigue caminando, yo atrás. Llegamos al primer camping y se ven algunas carpas. Todos duermen. Pensaba parar acá a descansar, pero es noche cerrada. Mejor sigo con el viejo que ya se me empieza a escapar.
El sendero empieza a cambiar, menos árboles, mas rocas, gano altura y el paisaje cambia. Ya se ve con luz natural, no salió el sol pero es de día. Estoy en una zona totalmente rocosa, no está marcado el camino y no se sabe por donde ir. Encuentro a 3 mujeres perdidas y una de ellas habla a los gritos mirando hacia adelante y arriba. Veo una luz, es el viejo que ya subió y nos guía desde allá. El conoce el sendero. Yo camino bien en la roca, trepo sin problemas y sigo al viejo que camina mejor todavía. Se me escapa otra vez, una de las chicas viene detrás de mí.
Ahora van 2:50 hs de caminata ascendente. Hace rato pasé al lado de Mirror Lake, un lago que está al costado del camino, pero no lo vi porque estaba oscuro. Sigo caminando por la roca y escucho agua. Hay un arroyo y un gran lago a lo lejos. Es Consultation Lake. Decido que quiero descansar un poco y aprovecho a filtrar agua (recargar). Saco unas fotos y filmo un poco. Me pasa la chica.

Amanece
Sale el sol





Nieve en el camino
Roca y nieve

Trail Side Meadow (una especie de oasis en las rocas)

Nace un arroyo

Mi sombra en las rocas

Maravilla natural

Consultation Lake

Un resumen en video de lo que acabo de contar




Ya estoy cerca de los 12.000 ft de altura. En Los Angeles había subido hasta 10.000, así que esto era nuevo para mí. El aire es muy seco y mucho más liviano. Me sangra un poco la nariz. Tengo que trepar 18 switchbacks antes de llegar al TRAIL CAMP. Ese lugar es el último con agua. Ahí pienso descansar un buen rato, comer algo, llenar la bolsa de agua y prepararme para lo peor. Los famosos 97 switchbacks. Una trepada en la montaña donde muchos se dan vuelta y abandonan la idea de hacer cumbre. La zona cada vez es más linda. Veo bajar a una pareja que debe haber hecho noche arriba porque vienen con bolsas de dormir y mochilas grandes.

Pareja descendiendo.
Mochilas cargadas.








Sigo subiendo. Me toca caminar una sección en la nieve. Mas que nieve es un bloque de hielo que está en el medio del camino. Con cuidado porque resbala, pero no da mayores problemas. Acá trepa y veo a la chica en lo alto conversando con una pareja. Parece que están ahí nomás, pero tardo como 15 minutos en alcanzar su posición. Uff, terminó esta subida. Veo la primer carpa. Son las 6:35 am. Estoy en Trail Camp. Es una planicie rocosa rodeada de un lago, un riacho y montañas. Huy! no sabía que era así. Se "rompe" de lindo. Hay varias carpas y la mayoría acá recién se despierta. Yo vengo con casi 4 hs de ascenso y necesito una pausa. No se para donde mirar. Veo a una chica parada en una piedra, estática, contemplando la inmensidad del lugar. Se quedó así un buen rato. Del otro lado la misma escena. Un tipo sentado, apoyado contra una piedra, inmóvil por largo rato, también disfrutaba del paisaje. En el lago algunos cargaban agua, otros recién salían de sus carpas y muy pocos estaban caminando hacia la cumbre. Decido filmar mientras camino por el lugar. Después me daría cuenta que algo había salido mal, o mejor dicho, no había filmado nada. Grabo otra vez, en otra sección. Me saco la mochila de la espalda y voy a recargar agua, a descansar y a comer algo.


Primera carpa cerca de Trail Camp

Trail Camp

Hay que subir allá arriba todavía.

Laguito en Trail Camp

Gente cargando agua

Roca y carpa

Admirando el paisaje

Mi equipo



TRAIL CAMP




Ahí, en esa roca que se ve en la foto anterior, estuve sentado mas de 20 minutos que se me pasaron volando. Pensaba que al volver, me quedaría ahí mucho mas tiempo. Era parte del plan, disfrutar el lugar. Mientras descansaba, veo que pasan los tipos que salieron a la mañana conmigo, bah, unos 10 minutos antes. Creí que también ellos pararían un poco, pero los vi caminar sin detenerse y se perdieron en los switchbacks. Me llamó la atención que no se detuvieran, pero bueno, cada uno tiene su plan. El viejo? Que sé yo, andaría bien arriba en ese momento. Yo llevaba buen paso de caminata hasta este punto, pero la parada anterior y ahora ésta me había retrasado un poco, pero igual estaba bien con el tiempo.
Se recomienda hacer cumbre en horas de mediodía por varias razones. Primero porque se necesita una buena cantidad de horas para volver y a pesar de que es en bajada no es nada fácil porque uno está muy cansado y ya no está la motivación de la cima. A mucha gente no le gusta caminar de noche. También son muy clásicas las tormentas eléctricas pasado el mediodía y no hay ningún tipo de protección contra los rayos. Es casi obligatorio volver si hay tormenta porque es peligroso estar ahí al descubierto.
Bueno, guardé todo en la mochila y a caminar otra vez. Ahora venía lo que tantas veces había leído en los blogs, los 97 switchbacks. Una trepada de casi 2000 pies en menos de 2 millas. Estando en el el Trail Camp, sabiendo que había subido muchísimo con toda esta caminata, todavía miraba la inmensidad de las montañas y parecía que estaba a nivel del mar.
Empiezo a subir...1,2,3... 9,10.. zig zags, idas y vueltas entre las rocas cuando veo una marmota.
Un párrafo aparte para contar algo sobre estos animalitos. Acá, a esta altura, se supone que no hay osos. Es todo roca, no tienen que comer, ellos prefieren el bosque. Pero esta zona es el dominio de las marmotas. Son como ardillas, pero mas grandes. Muy amigables y revoltosas. Los que pasan la noche en Trail Camp, dejan su carpa ahí y se van a caminar hasta la cima. Tienen que dejar la carpa abierta para que las marmotas puedan entrar y ver que no hay nada. Si dejan la carpa cerrada y a una de ellas se le ocurre curiosear, romperá la tela y cuando regreses notarás que estuvo ahí. También hay que tener cuidado con las mochilas. Nunca dejarlas al alcance de ellas o uno estará en problemas.
Muchos casos de viajes arruinados por culpa de estos animalitos. Cuidado.

Marmota
Simpático animalito








El Trail Camp va quedando atrás. Bueno, es una forma de decir. Realmente va quedando ABAJO. Me siento bien con la caminata. El descanso parece haber sido beneficioso y casi sin darme cuenta alcanzo a un señor que no había visto antes y un rato después paso a uno de "los tipos". El otro, el joven, iba un poco más adelante y cada tanto se detenía a esperar al amigo, pero en cuanto me acercaba, él continuaba caminando. En uno de los switchbacks, cruzaba un arroyito que desaparecía más adelante. La gente a veces esconde botellas con agua para no llevarlas a la cumbre y recuperarlas al bajar.

Trail Camp visto desde los Switchbacks (más arriba)

Trail Camp visto desde los Switchbacks












Continúo el ascenso, paso la milla 7 y enseguida llego a la zona de los cables. Sirven para agarrarse o al menos para protección. Es una zona acantilada y si te resbalás acá no podrás contar tu viaje. Se pone peligrosa cuando hay hielo, pero por suerte no es el caso en este momento. El sendero está despejado pero igual se entiende el por qué de los cables. Saco un par de fotos que por supuesto no captan el vacío o la pendiente que hay. Igual a mí me sirve como recuerdo.
Estoy a casi 13.000 ft y si bien no me dí cuenta durante el ascenso, después descubriría que acá hubo un CLICK. Empecé a sentir los efectos de la altura y ahora comenzaba a caminar mucho mas lento, con descansos mas seguidos y se notaba la falta de aire. El otro tipo estaba igual que yo. Desde ahora, se puede decir que casi viajamos juntos. Me pasaba, lo pasaba, descansábamos al mismo tiempo, estaba siempre a la vista.

La zona de los cables
...y lo que te espera si te caes.









CERCA DEL SWITCHBACK #70




72,73,74... 95,96, 97... El último y el más largo de todos. Parece que ya está todo listo, pero no. Esta parte es de goma y se estira. Serán unos 200 o 300 m pero no es fácil avanzarlos. La nieve ahora presenta algunas dificultades. Con los bastones uno tiene más puntos de apoyo, eso mejora la estabilidad y es bueno tenerlos. Veo gente en TRAIL CREST, que es donde termina esta parte del ascenso. De ahí son 1.8 millas hasta la cima y no hay mucho desnivel que subir. Muchos dicen que ésta es la peor parte, sera verdad?


NIEVE EN EL CAMINO




En el próximo video se nota el cansancio y cuento como me siento mientras camino. Se ve que el andar es lento. Las vistas son espectaculares y el Trail Camp se ve muy a lo lejos. Usen HD para apreciar detalles. Al final del video se hace sentir la altitud :)


RELATO MIENTRAS CAMINO




TODAVÍA EN EL 97




Todo termina y este es el final de los Switchbacks. Se llama TRAIL CREST y como su nombre lo indica es un sendero que anda por la cresta de la montaña en busca de la cima. Lo curioso es que el camino desciende porque los picos son escarpados, entonces realmente se circula por detrás. Es rara la sensación de tener que bajar cuando todavía no llegaste a la cima, pero por suerte estaba advertido de este detalle. Estoy a 13.800 ft y el camino baja hasta los 13.500 ft donde se encuentra con el John Muir Trail que viene desde el Sequoia en el medio de la nada. Se han dado casos en que la gente se desorienta y toma el camino equivocado, especialmente en el descenso. Parece una cosa tonta, pero uno de los efectos de la altura es reducir tu capacidad de pensar (que ya de por sí es poca, al menos en mi caso) y por eso equivocan el camino.

Hitchcok Lakes
Vista desde Trail Crest


Cansado, vomitando o acomodando cosas?

Guitar Lake

Al estar en la cresta de la montaña, las vistas son mejores todavía que antes. Ahora puedo ver a mi derecha todo lo que acabo de subir, a mi izquierda veo hacia el otro lado donde están los lagos Hitchcok y Guitar Lake y al fondo el Sequoia National Park. Adelante.. Mt. Whitney.


Video en TRAIL CREST




Empiezo el descenso hacia la unión con el sendero que viene del Sequoia. Ya tengo encima 7 horas de caminata y todavía me faltan casi 2 millas. Esa distancia la recorro normalmente en menos de media hora, no importa donde sea. Je, no va a ser este el caso. Acá las cosas son distintas y funcionan de otra manera. Después cuento. Por ahora les digo que llegué a la unión de caminos y acá sucede otra cosa que explico en el siguiente video.


John Muir Trail Junction





Ahora sí, el camino va directo hacia la cumbre. Se acabó la tierra, esto es todo roca. Piedras chiquitas, piedras grandes, piedras filosas, piedras flojas, lisas, con punta, piedras que ruedan, todo piedra. Sigo hacia adelante, pero ahora realmente la cosa cambia. Ya noto que el paso es muy lento y necesito descansar seguido. Me siento en alguna roca y veo a "los tipos" que se me acercan. Descansan conmigo, charlamos de cosas de ahí. Cansado? Duro el camino, no? Pensás que llegás? Se ve lindo, no? A veces me pasan y yo los alcanzo a los 5 minutos. No caminamos juntos, pero casi. Me dan ganas de filmar todo, es un mundo distinto ahí arriba. Algunas personas ya vuelven, todas alientan... "almost there" (ya casi estás) es la frase más escuchada. Miro para adelante y se ven rocas,


ROCAS





Me pasó un chino



pero cuando cambio un poco de dirección... Cumbre a la vista!. Ahí está, la veo, es ésa. Sentimientos encontrados porque se ve lejísimos, pero yo sé que está cerca. Al fin y al cabo, hace un buen rato pasé el cartel que marcaba 1.8 millas. Falta menos de eso, pero parece el triple. Tengo la sensación de que el camino se estira, la altura hace efecto sin ninguna duda. Voy paso a paso y tomo muchos descansos, cortos, pero estoy obligado a parar un par de minutos a tomar aire y agua. Y lo más raro es que cuando paro, enseguida me siento bien, como para caminar 2 hs sin detenerme, pero hago 10 pasos y otra vez a sentarme. Me consuela ver que "el tipo" está en la misma situación que yo.
En un momento de la caminata, me cruza "el viejo" que ya venía bajando. Lo saludé, me saludó al pasar pero creo que no me reconoció. Claro nos habíamos visto en la oscuridad, cada uno con una linterna en la cabeza y no pudimos vernos las caras. Yo lo reconocí casi de casualidad. Creo que él cumplió el objetivo de llegar en poco más de 7 hs. Yo llevaba cerca de 8 hs y todavía estaba subiendo. Y eso que había entrenado de lo lindo. Pero ahí arriba no cuenta la condición física, importa cuanto se adapta uno a la altitud.


Cumbre a la vista!



El camino sigue siendo majestuoso, pero igual siempre tiene algo más para sorprender. Ahora estoy a unos 14.000 ft caminado entre roca escarpada cuando llego a un lugar que le llaman "window" (ventana). Es una cornisa de unos dos metros de ancho donde uno viene caminando al lado de una pared de rocas y de repente esa pared desaparece y quedás en la cornisa con un precipicio a tu derecha y otro a tu izquierda. Los que tienen miedo a las alturas lo pasan de largo, pero realmente es uno de los mejores puntos panorámicos de todo el viaje. Desde ahí se aprecia lo que subiste, se ve Trail Camp a lo leeeeejjosss y chiquitito y uno sabe que ese lugar está realmente alto. Te das vuelta y ves otro lugar igual de imponente, con el Sequoia de fondo y lo primero que pensás es MIERDA, mirá donde estoy!

Un lugar impresionante




Y pasa el tiempo y no llego, no solo eso, parece que no avanzo. Sigo con el tema de los descansos necesarios y frecuentes pero ahora me doy cuenta que hay otro problema. Como me está llevando más tiempo de lo previsto, me estoy quedando sin agua. Estoy bien hidratado, cosa que es fundamental para combatir la altitud, pero veo que me queda un poquito más de medio litro de agua y todavía tengo que subir y volver. Me asusto por un momento y pienso en regresar, en abandonar la idea de llegar a la cima, pero veo que queda tan poco... De todas maneras después es bajada. El punto mas cercano donde hay agua, es en la parte baja de los switchbacks, ahí por el número 20 o 30. Será cuestión de aguantar. A lo sumo caminaré un par de horas sin agua, no puede ser tan terrible. Esas eran cosas que pensaba en ese momento, pero por otro lado asusta saber que ahí arriba no te puede pasar nada, o estás en serios problemas. Bueno, sigo, pero racionando el agua, Tomando de a poco y haciéndola durar. Veo bastante gente cerca de la cumbre. Se ven como hormiguitas, en fila, pero ahí están. Es una hora clásica de cumbre, apenas pasado el mediodía. Algunos suben, otros bajan. En medio del camino rocoso hay un bloque de hielo muy grande y como no me siento muy seguro en mis pasos, prefiero ponerme los antideslizantes en los zapatos para evitar cualquier resbalón. Al pasar ese hielo, estoy a 200 m de la cima, la pendiente final. Me cruzo con gente, se escuchan más "almost there, come on", las frases de aliento. Camino, pero no puedo llegar. Me siento en una roca. Mi cara debería transmitir algo porque una señora que bajaba me pregunta si estaba bien. Le digo que si, algo cansado, pero que me preocupa quedarme sin agua. Es todo lo que tengo, le digo mostrándole las últimas gotas que me quedaban. No te hagas problema, me dice. Yo vengo con un grupo de 6 personas y todos tenemos agua. Te puedo pasar de la mía. Un ángel en el camino esta mujer. Me paso un litro y medio y entonces me sentí más tranquilo. En ese mismo momento llegan "los tipos" y la señora pensaba que veníamos juntos. -No, nos conocimos en el camino, le digo. Ellos preguntaron que pasaba y les expliqué. Intentaron ayudar, pero no tenían mucha agua tampoco. Le agradecí a la mujer y cada uno siguió su camino.

Cumbre

Llegué, había gente arriba. La mayoría descansando. Me apropié de una roca y dejé la mochila. Miré el reloj que marcaban las 12:40 pm. Un poquito más de 9 1/2 horas para llegar, pero haciendo números después del viaje me doy cuenta que las 2 millas finales las hice en casi 3 hs. Una estupidez, casi ridículo. En ese momento, mientras caminaba, sabía que era lento, pero nunca me imaginé que a tal extremo. Se ve que me afectó la altitud, no en la forma clásica que es con dolor de cabeza, pero si en lo físico, en cuanto a los movimientos. Otro síntoma clásico que tuve fueron náuseas. Hay que obligarse a comer porque la altura quita el apetito, entonces uno debe comer sin hambre para no quedarse sin energías. A mi realmente no me saca el hambre, quería comer, tenía tarta de jamón y queso y unos buenos sanguches de milanesa que pensaba disfrutar en la cima. Ese era el plan al menos, pero no pude por culpa de las náuseas. Lo único que pude comer fueron unas barritas de cereal con gusto a frutilla.
Tenía pensado filmar, sacar fotos y disfrutar de la cima por una hora o más, pero no pudo ser.
Firmé un libro que acredita la cima, filmé y saqué algunas fotos. Debo haber estado unos 40 minutos arriba, pero tenía que volver. Quería sacarme las náuseas de encima y la única forma era bajando.

Gente en la cima
Refugio en la cumbre
Foto tradicional con la placa



En la cima

Placa en primer plano

Firma en el libro
Mi mochila en la roca


Panorama desde arriba

Foto en la cumbre
Vacío y lago a lo lejos


Gran altitud

Última foto


Video en la cumbre



Video en la cumbre (2)


Refugio y mochila




Normalmente cuando filmo hablo o explico el video. Al verlo me dí cuenta que en estos 3 últimos estoy casi mudo.
Empiezo el descenso, la otra mitad del viaje. Parece fácil porque es en bajada, pero no lo es. Es más sencillo que subir, si, de acuerdo, pero esta lejos de ser simple. Ya alcanzada la cumbre, esa adrenalina por llegar desaparece. Ahora es cuando la capacidad de raciocinio esta más afectada y es por eso que muchos equivocan el camino como explicaba antes. Uno allá arriba no lo nota, pero no estas lúcido. Mirando los videos y fotos en casa, me dí cuenta de algunas cosas que debería haber hecho y no hice. Cuando llegue el momento lo cuento. Ahora estoy bajando por el camino rocoso, y atravieso la sección de nieve/hielo y sigo por el camino sabiendo que tengo que llegar a la unión con

Caminado por el hielo
 el Jhon Muir Trail. Ahí el camino empieza a subir. Decido tomar   un descanso y miro hacia arriba, hasta donde tengo que llegar. Hay gente y desde allá me gritan preguntando si ellos estaban en el camino correcto. Habían subido, pero no estaban seguros. Eran dos mujeres con dos chicos jóvenes de unos 16 años. Les grito que si van al Portal, están bien, que yo voy para allá. Me quedo sin agua otra vez, pero estoy en Trail Crest, arriba de los switchbacks. Sé que hay agua abajo donde podre llenar la bolsa y seguir el viaje tranquilo, pero falta un buen rato para eso. La gente que me gritó antes todavía están ahí, los paso y sigo mi camino. Desde un poco mas abajo, veo que ellos vienen detrás. Siempre es bueno sentirse acompañado cuando uno viaja solo. Empiezo a ver Trail Camp muy a lo lejos y pienso en parar a descansar ahí, dormir una siesta tal vez o simplemente relajarme en el lugar. Sigo bajando los zig zags, uno y otro y otro más. Paso los cables y sé que ando por la mitad, por el 40 y pico. Pasa el tiempo y escucho agua y ya veo el camino húmedo y por fin el arroyo. Paro y cargo la bolsa. Ahora si, de acá en más se que hay agua muy seguido. No será ya un problema. Me pasan 2 personas mientras estoy en el arroyo y los veo más abajo cuando yo continúo el descenso. Ahora más cercano está Trail Camp. Ya veo las carpas y gente por ahí, ya llego... Últimos switchbacks, pierdo la visión panorámica porque ahora estoy casi a nivel caminando por el sendero. Veo la primer carpa con gente, un grupo de 5 personas que están ahí conversando, saludo al pasar y sigo, y sigo... pero no reconozco la zona.
Estoy en el sendero, está claramente marcado pero no recuerdo haber pasado por ahí. Hay una gran roca a mi izquierda y subo a ver si veo algo conocido. Nada. Camino un poco más pero no me gusta la situación. Me siento perdido pero voy para adelante. Me encuentro con un pibe de aspecto indígena, le pregunto si estoy en el sendero correcto. Me dice que si. Camino detrás de él pero todavía sin reconocer el lugar. Unos minutos después veo una carpa y el muchacho me dice, -es la mía, yo me quedo aca. Uff! otra vez solo y con la sensación de no saber donde estaba. -sigo para abajo? pregunto. Claro, es para allá. No me va a estar jodiendo, pensaba. Seguí caminando y nada. La cabeza me iba a mil. Miro el reloj, me digo: - 5 minutos más y si no me gusta me vuelvo. A lo sumo regreso, perderé una hora pero quiero saber donde estoy. Volver a los switchbacks justo arriba de Trail Camp. Donde lo perdí? 4:58, 4:59, 5 minutos. Basta, me vuelvo. En ese momento veo que aparece de la nada una cabeza. Un chico de aspecto turco con dos chicas venían subiendo. Hola! Este es el camino al portal? pregunto. Si, claro, me dice. Le cuento que estoy perdido. Que tuve que haber pasado esta mañana por acá, pero no reconozco nada. Me muestra Consultation Lake que estaba a la vista y lo reconozco, pero no el sendero. Me dice que más abajo hay nieve, que debo pasar por ahí. Yo recordaba algo de eso y seguí. No me iban a mentir 2 personas distintas al mismo tiempo. Al final reconocí una sección y me quede tranquilo. Pero Trail Camp ya había quedado atrás.

Mirando las fotos, una vez en casa, me doy cuenta de lo que pasó. Caminé por detrás de unas rocas que me impedía ver la parte conocida del Trail Camp que está junto al lago donde cargué agua en la mañana y donde están la mayoría de las carpas. El camino se había bifurcado un poco y se unía con el sendero conocido un poquito mas abajo de Trail Camp.
La pregunta más simple es: - Y por que no regresaste apenas te sentiste perdido, sabiendo que el Trail Camp estaba a no más de un minuto de caminata?
No sé, es una de esas cosas que le atribuyo a los efectos de la altura y como te quita la capacidad de pensar. Sentado en el sofá, creo que debería haber actuado diferente. Allá arriba, es distinto.

Esta foto me aclaro todo en casa. Me fui a la derecha, detrás de las rocas cuando debí haber tomado el sendero de la izquierda que pasa junto al lago y en medio de las carpas. Por que no volví? Efectos de la altitud. Click para agrandar.


Bueno, tampoco pude parar en Trail Camp como pensaba. Ahora sabía que un poco mas abajo vendría Trail Meadows, el oasis en las rocas. Pasé la zona de nieve, caminé un rato y llegué a ese lugar. Acá sí me tiro a descansar. Afuera la mochila, roca lisa al lado del arroyo y a cerrar un poco los ojos. A los 10 minutos veo venir a un tipo enorme, gordo, una bestia que venía bajando. Buena onda, cruzamos un par de palabras y el tipo sigue. Yo en la roca, comiendo algo. Al ratito veo que viene bajando una chica rubia, con una campera amarilla que encandilaba. -No viste a mi marido? me pregunta. - Y quién es tu marido? le digo. -un tipo enorme, gordo, una bestia que venia bajando me dice.. Ah, si, acaba de pasar hace 5 minutos.
 Ella sigue y yo me preparo para hacer lo mismo. Trail Meadows queda atrás.

Foto sacada desde mi roca, sin dejar mi posición de descanso

Otra, esta vez sin mis pies

Todavía tenia que pasar por una zona de rocas lisas donde no se ve el sendero. Esa donde esta mañana "el viejo" nos guiaba desde arriba. No quería llegar ahí de noche porque sabía que iba a estar en problemas, así que con la idea de pasar esa zona seguí caminando. Llegué con buena luz y efectivamente era difícil dar con el camino, tanto que a pesar de que había luz me perdí igual. En un momento sentí que ya el lugar ya no era el sendero y dije -Hay que parar. Trepé a una roca para ver si veía algo y nada. Bajé un poco más y al mirar a la izquierda, allá a lo lejos como a 500 metros veo la campera amarilla de la chica y al gordo al lado de una cascadita. Hice señas, les grité, toqué mi silbato pero nada. Quería que me dijeran como llegar hasta allá. Yo sabía que el ruido del arroyito que estaba junto a ellos les impedía escucharme. Al menos ahora conocía la ubicación del sendero, pero estaba lejos y no era fácil llegar al lugar. Seguí bajando y acercándome. Los perdí de vista otra vez pero un poco después los vuelvo a ver desde otra posición. De nuevo el silbatazo y veo que se detienen. Ahora si me ven. Hago señas y les digo que me perdí. Un arroyo nos separa ahora, pero se puede cruzar sin problemas. Que pasó? me preguntan. Como se dice "soy un boludo" en inglés? Algo así les intente explicar. Bueno, sendero otra vez.
La bajada transcurrió sin más sobresaltos. Conocí secciones del camino que había hecho de noche y obviamente no había podido ver como por ejemplo el paso cerca de Mirror Lake (muy bonito) y la zona de Outpost Camp que me gustó también.
Ya bajaba por mitad por inercia, mitad por gravedad. Casi sin descansos, cruzando arroyos, ahora por sendero de tierra bien marcado. El humo del incendio entraba en el bosque a esta hora y el olor era inconfundible.
Humo del incendio tapando el sol

Ya me acercaba a Lone Pine Lake. Eran pasadas las 6 de la tarde. Estaba cansado pero dentro de todo venía bien. No había ni náuseas, ni dolor de cabeza ni nada que tenga que ver con la altura. Eso ya era cosa del pasado. Ahora estaba enfocado en llegar. La parte final del viaje la hice con el grupo de "los sombreros", unas 4 personas que venían a mi ritmo y usaban unos sombreros como de paja. A las 8 de la noche en punto llegué a la cabecera del trail. Estaba en el Portal otra vez. Saqué la última foto en la balanza y después de cruzar algunas palabras con la gente que está ahí y que pregunta como fue el viaje, cuanto tardaste, se enteran que lo hice en el día, se sorprenden, preguntan más cosas y te felicitan, llegué a la camioneta y a los 5 minutos estaba otra vez en el camping.
Comí un pedazo de tarta, fui al baño y a las 8:50 pm, después de que pasara el oso en su clásica recorrida, me metí a la camioneta a dormir 11 hs seguidas.

CONCLUSIÓN

Excelente excursión. Experiencia inolvidable, de esas que te marcan para siempre.
Me gustaría hacerla otra vez... dos veces. Una de la misma forma, en el día de nuevo para comparar con la anterior. Es exigente, pero vale la pena. También sería lindo hacerlo en carpa. Subir al Trail Camp, acampar, cima al mediodía siguiente, volver al Trail Camp, noche y regresar. Así es lo correcto para disfrutar el paisaje, hacerlo tranquilo, y aclimatarse bien a la altura.
La altura... es difícil de explicar. Uno vió películas, leyó blogs, se informó, escuchó a los que tienen experiencia, pero algunas cosas en la vida hay que vivirlas para entenderlas. Este es uno de esos casos.


Tiempo de subida con descansos incluidos:    9:40 hs
Tiempo total ida y vuelta todo incluido:         17 hs exactas
Distancia total recorrida:                                 22 millas (unos 36 Km)
Elevación ganada en el ascenso:                      6.000 ft (1.830 m)
Agua consumida hasta la cumbre:                  aprox. 8 litros

Ciervo en el arroyo de los troncos
Unas plantas en el camino









Foto final con la típica cara de cansado